Orlando Hurtado

Un Solo Pueblo: La Leyenda

Escrito por Orlando Augusto Hurtado Lara el . Publicado en Orlando Hurtado

22196136 1681502088534871 7332184690084820692 n

Se ha dicho hasta el cansancio que el folklore venezolano es muy extenso, tanto que la mayoría de los venezolanos conoce apenas una parte de sus manifestaciones culturales más autóctonas. Podría decirse que son de conocimiento masivo los distintos tipos de joropo, la gaita, los tambores de la costa, y algunos otros géneros musicales del pueblo; sin embargo, nuestro acervo cultural va mucho más allá de lo mencionado hasta ahora, quedando aún mucho folklore por mostrar a los mismos venezolanos. Allí es donde radica la trascendencia histórica y la magia que representa “Un Solo Pueblo” para la idiosincrasia de nuestro país.

Por 42 años, cumplidos este abril de 2018, el abanderado en la investigación y difusión de nuestra cultura, más allá de lo ya conocido por todos, ha sido la agrupación venezolana “Un Solo Pueblo”. De la mano de estos corazones andantes conocimos la picardía de La Guaraña Gracitana, la profundidad litúrgica de Los Tambores Chimbangle del sur del lago de Maracaibo, lo natural de los Aguinaldos Llaneros, la alegría del Calipso del Callao, la riqueza infinita de Los Tambores de la costa venezolana y la espiritualidad de La Canturía Religiosa del estado Lara, entre otros.

Su trabajo evidencia una pasión intensa y un amor verdadero por lo nuestro, ya que movidos por sentimientos que van mucho más allá de querer “hacerse famosos”, han hecho que melodías y letras de las entrañas de Venezuela, antes desconocidas para muchos, ahora sean populares y tan comerciales como cualquier género de moda, pero esta vez, con la sangre de nuestro pueblo corriendo en las venas melódicas de sus canciones.

Vale decir, que el aporte de esta agrupación ha sido tanto, que por ella han pasado en éstas más de cuatro décadas de trabajo, al rededor de 200 personas, las cuales coinciden todas en catalogar al grupo como “La Universidad Del Folklore Venezolano”. Los hermanos Querales, desde 1971 coquetearon con la música siendo apenas unos adolescentes, creando distintos grupos musicales, que finalmente desembocaron a mediados de 1971 en “Latinoamérica es Un solo Pueblo”, primer conjunto que llevó en su nombre, esa frase que tanto se ha metido en nuestros corazones, pero que en aquel momento se dedicó a hacer música de todo el eje latino de América.

Fue luego de su contacto con el Golpero Mayor, don Pío Alvarado, cuando transformaron lo que en principio fue un romance, en un amor profundo con el folklore de Venezuela, por lo que decidieron quitar la palabra “Latinoamérica” del nombre del grupo y dedicarse exclusivamente a la exaltación de la música y tradiciones de nuestro país bajo el nombre de “Un Solo Pueblo”. Allí, en 1976, comenzó una historia maravillosa para nuestro acervo cultural, con el trabajo de los entonces muchachos Querales; hoy día glorias de nuestro gentilicio.

“Un Solo pueblo” es música, danza, fotografía, investigación, difusión, docencia, en fin, una filosofía de vida, que para su director y fundador Jesús Querales se ha convertido en la razón de su existencia. “Un Solo Pueblo” es el mejor regalo que ha recibido Venezuela en décadas, es un obsequio musical curtido de aprendizaje y amor desinteresado que ha impregnado de venezolanidad a venezolanos y extranjeros. “Un Solo Pueblo” es parte del ADN de los aquí nacidos, tanto, que cuando suena una parranda clásica de su repertorio, todo el mundo la canta, escuchándose algún comentario entre la gente diciendo: “No sabía que me la sabía”… Ese es “Un Solo Pueblo”, Un Patrimonio Cultural de Venezuela, Una Leyenda.

Para ellos esta glosa que les escribí con el respeto y la admiración de siempre:

 

La llama de “Un Solo Pueblo”

 
Un Solo Pueblo es la llama 
Que enciende los corazones
Y esencia venezolana 
Llevan todas sus canciones

Un sueño de poesías 
Como inquieto paladín
Despertó por Chapellín
Madrugando melodías,
Las parrandas y fulías
Con ellos se hicieron fama
Que hoy en día “Juan Bimba” ama
Con devoción refulgente
Porque en el sol de la gente
"Un Solo Pueblo" es la llama.

Ven y “Alúmbrame el Zaguán”
Grita la negra “Cecilia”
Mientras “La Fiesta” es vigilia
Para cantarle a “San Juan”
“Tomasa”
y “Margot” se van
Con “El Chivito” en calzones
A cantar sus ilusiones
Donde “El hacha” se afiló  
Y hay “Un negro como Yo”
Que enciende los corazones.

"El Cocuy" nos da reflejos 
Debajo de "La Matica"
Y "La Burra" nos explica
Como viajar desde lejos,
"La Guaraña" da consejos 
Que "El Gallo Pinto" desgrana
Y "El Festín" una mañana
Le obsequió a "María Paleta"
"La Garza" blanca coqueta
Y esencia venezolana.
 
“María Flor de Limón”
Se hizo “Woman del Callao”
Y en “El Hojal” del cacao
Trabajó con el “Pilón”.
Por eso en “El Callejón”
De miles de corazones
"Un Solo Pueblo" y sus dones
Sembró amor desde la escuela
Y hoy un “Viva Venezuela”
Llevan todas sus canciones.

Orlando Hurtado
@Cunavichero

Tags: Aragua, Un Solo Pueblo,

MOD_PHOCA_FACEBOOK_COMMENTS_SHARE_ON_MYSPACE