Juglaría: Alí López

Alí Lopez Mandolina

Por Marvin de Los Ángeles Colmenares.- Alí, salió en una carrera desde los orígenes de su existencia, armado de un canto con el que conquistó el óvulo de su madre. Ya en el vientre, hacía melodías y giros, cuando escuchaba los ritmos que le llegaban desde afuera.

Yo me lo imagino como a un niño que pasaba sus tardes recreando las imágenes del mundo, con los acordes de la escala musical. Lo intuyo componiendo sus canciones para enamorar a Zoila e incentivar su deseo femenino de hacerse sol. En consecuencia, la vida les otorgó dos hijos que son la mayor de sus armonías, sus composiciones más hermosas.

Cuando este amante de las notas, toca su instrumento musical, se vuelve una sonrisa toda. Así, su sentir (que es música viva), se le extiende por el cuerpo y se traduce en las pulsaciones de esas cuerdas. Es por ello que, los espectadores reciben esa resonancia en el pecho y, algo pasa en sus corazones porque también ellos se inspiran cuando disfrutan su disfrute, al punto que se vuelven un goce compartido.

Y es que nada se parece tanto a la felicidad como esos movimientos con los que Alí acompasa su interpretación, ese brillo en sus ojos, ese encoger y estirar de sus hombros, esa alegría que se dibuja en su mirada y que busca incesantemente la del otro para abrazarlo con los acordes con los que se pone a danzar por el mundo, navegando el planeta entero con su interminable gracia marina, que salpica a la audiencia desde el mástil de su mandolina.

Desde la primera vez que lo vi, percibí que ciertamente Alí no es músico, Por lo menos no sólo de esos que manejan la teoría y solfeo y se dedican al oficio de los dioses

¡ÉL ES LA MÚSICA! Y con ella , está sentado sobre el mundo, envolviéndolo, haciéndolo distinto. Procurando, desde su naturaleza de armonía universal, que en nuestra alma, también vibren sonrisas saladas en clave de sol.

 
Video: Youtube
Tema: Zoila Mi Sol
Autor: Alí López

 

Tags: Alí López, Mandolina, Cuerdas,

MOD_PHOCA_FACEBOOK_COMMENTS_SHARE_ON_MYSPACE