Una mirada a 28 años de la tragedia de El Limón

El limon

El día 06 de septiembre de 1987, a eso de la 13:00, horas ocurrió una de las inundaciones de mayor magnitud sucedidas en áreas urbanas en Venezuela. Todo comenzó cuando el Río Limón de Maracay, estado Aragua, se desbordo por motivos de una inusual creciente motivada a las fuertes lluvias caídas en la serranías entre Ocumare y Maracay. Esas son las zonas de cabeceras y nacientes de la cuenca del referido río.

En el cauce se encuentran las urbanizaciones: El Limón, El Progreso, Mata Seca y Pan de Azúcar, que fueron las principales zonas de desastre. Todo quedo inundado y anegado; las fotos dan fe del suceso, cientos de muertos, desaparecidos, heridos y pérdidas multimillonarias en infraestructura.

Miles de temporadistas quedaron atrapados y aislados en el litoral aragüeño. Barrios enteros fueron barridos por el torrente y muchos vehículos fueron arrastrados por las aguas y enterrados bajo el barro.

La naturaleza no obedeció a otra cosa que no fuera su ley. Fue inclemente y generó una espantosa tragedia en la historia de Venezuela. Inundaciones, jamás vistas, dejaron bajo las aguas gran parte de los sectores La Candelaria, El Progreso, Mata Seca, Los Rauseos, Arias Blanco, Valle Verde, Las Mayas, entre otros, transformando estas zonas y el conocido, para ese entonces, como el Parque Los Apamates prácticamente en un camposanto.

La temporada de lluvia había sido agresiva en todo el país durante ese año, en especial para las cabeceras de las montañas, lo que finalmente desató una enorme crecida del río El Limón.

nevera 1

Los daños resultaron indelebles para la historia. El río llegó a causar estragos no sólo en el Municipio Mario Briceño Iragorry, sino en Maracay y Ocumare de la Costa.
Más de cien muertos, 90 desaparecidos, 300 heridos y lesionados y miles de damnificados fue el saldo de la tragedia. Nadie podía creer lo ocurrido, fueron días de llanto, dolor, incertidumbre y miedo. Troncos y rocas gigantes bajaron por la montaña del Parque Nacional Henri Pittier y arrastraron todo a su paso. La zona recreacional de Guamita, donde se encontraba una de las casas de Juan Vicente Gómez, desapareció totalmente.

Las secuelas fueron devastadoras, pero nunca faltó la solidaridad del venezolano. Bomberos, Protección Civil, ONGs, médicos, paramédicos y la comunidad en general abrieron sus brazos para ayudar a levantarse a quien pudo sobrevivir a esta catástrofe.

A veintiocho años del alud de tierra, la tragedia de El Limón refleja que los hechos ocurridos en la población de El Limón pudieron prevenirse como ahora pueden evitarse otras tragedias en la región. En múltiples análisis se puede observar que la principal causa de este fenómeno fue natural, pero también se trató de la intervención de la mano del hombre, que ocupó los terrenos al margen del río, edificó viviendas, permitió incendios forestales, y al saturarse las cabeceras, los ríos y quebradas recuperan sus cauces y si encuentran obstáculos los arrasan a su paso.

La educación tiene importancia y prioridad, porque si el hombre no adquiere, desarrolla y manifiesta conciencia, conocimientos, comportamientos, actitudes y participación en cuanto a los riesgos de desastres, no será capaz de prevenirlos. Es importante lograr que la educación contribuya y facilite el logro de una cultura de prevención, y que la población y las comunidades se preparen y actúen frente a los desastres.

Testimonios:

Anónimo:
Para ese entonces contaba con 13 años de edad, mi hermano prestaba servicio militar en el apostadero naval de Turiamo, ya teníamos casi un mes sin verlo y mis padres tomaron la decisión de ir a visitarlo, íbamos en el carro de papá 4 personas, papá, mamá, un primo mío y yo, llegamos allá temprano a eso de las 10 AM y no sé por qué decidieron regresar más temprano que de costumbre, tal vez lo nublado del cielo hizo tomar esa decisión, una vez en el camino la lluvia no cesaba, después de pasar rancho grande había cola en la carretera, y en una curva se apagó un carro, mi papá tomó la decisión de adelantar y al hacerlo pasamos un puente por donde pasaba una cascada la cual pasó sobre este y recuerdo que se llevó todo lo que estaba a su paso, detrás de nosotros solo logró pasar un carro Malibu y el agua se llevó árboles, puente, carretera, autobuses y vi como un señor trató de salir del carro pero el agua se lo llevó con carro y todo, nosotros quedamos en ese pedazo de carretera donde relató el señor que aterrizaban los helicópteros, mi papá bajó caminando con los demás para maracay. Mi mamá, mi primo y yo salimos en helicóptero. Esa noche de domingo 6 de septiembre y lunes 7, fueron para mí los más largos y angustiantes de mi vida. Quedamos allí parados esperando la muerte, ese autobús bien lo recuerdo, "solo dios salva", llegaron efectivos de la guardia y DC, de verdad que nos atendieron con mucha solidaridad. En casa la familia nos daba por muertos, porque no teníamos manera de comunicarnos, nosotros somos de Guarenas Edo miranda y logramos llegar a las 12:00 de la noche del día lunes 7, es decir ya era 8 de septiembre, día de cumpleaños de mi papá.

Anónimo:
Yo estuve ahí y logre devolverme cerca de Rancho Grande gracias a un conductor de un Sierra blanco despavorido que me grito que me devolviera por que vio como el deslave se llevaba un autobús y unos carros. Logre salir por Puerto Cabello el jueves y mi familia estaba en vilo porque no había comunicación. Un amigo del UPFAN que estaba en la Guamita haciendo una parrilla, se salvó porque fue a buscar cigarros a su camioneta que estaba alejada del rio, la camioneta la arrastro el agua y la paró un árbol, pasó toda la noche con el lodo al cuello hasta la madrugada que lo lograron sacar. Un desastre que aún está presente en los aragüeños y en el país....Dios me dio una segunda oportunidad sin duda alguna.

Anónimo:
Estaba un muchacho alto grandote de casi 2 mts., de bigotes que si mal no recuerdo pertenecía al Grupo de Rescate Aragua, el parecía la mamá de todos nosotros, cuidando de que no nos sumáramos a la estadísticas. Recuerdo que en una oportunidad atendió a una señora con politraumatismos que evidenció fracturas en la cadera dentro de un carro, y al entrar junto a la señora se golpeó por lo grande y nadie quiso reír por respeto al caso. La señora tenía tendido en el suelo a su hijo, cubierto por una toalla, indicaron los presentes que después de alboroto el niño quiso salir y justo en ese momento un árbol le cae y le quita la vida.

Eilyn García: 31 de agosto de 2015
El muchacho grandote de casi dos metros es mi tío, se llama Cesar Lugo, estudiaba medicina en ese entonces y ayudó a mucha gente, y si, llego a Maracay a pie. Fueron días de mucha angustia, ya que él fue a contar carros a ver qué era lo que pasaba y al encontrarse con todo aquello se olvidó que mi mamá lo esperaba junto a mi papá quienes se quedaron del lado en el que pudieron retornar. Mi mamá aterrada no sabía cómo decirle a mi abuela que estaba en el Playón con mi hermana y conmigo, que su hijo no regreso al carro. Mi mamá se iba en bicicleta todos los días hasta Cadafe que ahí prestaban los teléfonos para llamar a mi tío angustiado por mi mamá y mi abuela por mi tío. No había comunicaciones como hoy en día, fue muy duro.

Rafael Acosta:
En el año 1987 yo tenía apenas 7 años pero recuerdo claramente todo lo que vi, viajamos a Ocumare desde el estado Bolívar para pasar unos días en la playa, pero por el clima decidimos devolvernos a Maracay, éramos 4 niños y 5 adultos, en el transcurso de la vía se veían pequeños deslaves, luego fueron más y más, hasta que ya no había paso de ningún lado, ni sentido Maracay ni en sentido Ocumare. Quedamos en un espacio de aproximadamente 60 metros junto a muchos carros que se amontonaron allí. Pasamos toda la noche esperando el momento que cediera la vía, gracias a dios amaneció y caminamos hasta un lugar donde nos sacaron helicópteros sanos y salvos todos.

Recomiendo la lectura de "El día que la montaña habló" curitasalgado.blogspot.com

Félix Peña

@FelixAPeGato

Fuente: Blog Radio Hatillo

Tags: la tertulia, Historia, Aragua, tragedia, El Limón,

MOD_PHOCA_FACEBOOK_COMMENTS_SHARE_ON_MYSPACE